¿Qué consola comprar, Xbox One o PS4?

El videojuego se ha convertido en uno de los pasatiempos preferidos por los jóvenes, sobre todo, de género masculino. Dos gigantes de las nuevas tecnologías compiten por ganarse el mercado de una industria que no deja de crecer y que necesita más especialistas para seguir avanzando en la calidad de los juegos. El mayor objetivo es crear una atmósfera lo más real posible. ¡Manos al mando!

Como agua de mayo están esperando los consumidores la salida de dos videoconsolas. En la lucha por la mejor partida han quedado Sony y Microsoft, o lo que es lo mismo Play Station y Xbox. La japonesa Wii de Nintendo, revolucionó el mercado a partir de su creación en 2006, pero su perfil de consumidor no es tanto el amante del videojuego como el aficionado a compartir las partidas con varias personas y aprovecharse de la tecnología que permite ser dinámicos (juegos para estar en forma, baile…). La compañía de Bill Gates hizo sombra a la ya experimentada máquina de Sony, llevaba casi dos años consecutivos vendiendo más, pero el modelo de Play Station 3, en el mes de septiembre de 2013 habría dado la vuelta a la tortilla. Eso sí, la razón puede ser la bajada en el consumo de estos modelos, los usuarios están esperando los nuevos.

Finales de Noviembre de 2013 es la fecha que han marcado ambas empresas para sacar a la luz sus últimas creaciones. La diferencia del precio son cien euros. La apuesta de Microsoft, Xbox One, costará quinientos euros, frente a los cuatrocientos de Play Station 4. Está claro que Sony, a primera vista, ha jugado con el atractivo de tener el precio más bajo, pero es interesante observar los motivos y qué cosas están incluidas en cada paquete. Xbox One tiene ya incorporado el dispositivo que reconoce movimientos y que permite jugar sin necesidad de usar el mando, Kinect 2.0, mientras que la cámara de Play Station habrá que comprarla a parte y tendrá un precio de cincuenta euros.

En cuanto al diseño de ambas máquinas y el procesador para tener unos gráficos de calidad, no hay muchas diferencias. Sí que hablando de la memoria RAM, Play Staion 4, sale más beneficiada porque aumentará algo más la velocidad. Uno de los aspectos más debatidos y modificados, hasta el último momento por Xbox, es la estrategia que elegiría cada cual en el uso de los juegos de segunda mano. Sony no cambiará su política y no recortará a los consumidores el derecho a utilizar juegos usados, Xbox tiene como novedad que tampoco pondrá muchas pegas a este uso.

Jugar con conexión online se ha convertido en un fenómeno habitual pero en este sentido hay algún descontento en las dos opciones. Por un lado, la Xbox one obligará a conectar el aparato todos los días y cada hora si no se usa la red de casa. En Play Station 4 no hará falta pero ésta se ha apuntado al modelo de negocio de cobrar por las partidas online, algo que no sentará bien a los usuarios de Sony, acostumbrados a no tener que hacerlo. En cuestión de mandos, siguen mejorando, aunque poco, otros modelos. PS 4 ha incorporado un panel táctil y Xbox ha incluido una diferente resistencia en los botones traseros.

A la empresa de Bill Gates no le gusta mucho lo del reciclaje y los juegos del modelo anterior, la Xbox 360 no valdrán para la nueva consola, mientras que Sony permite los de su PS3 e incluso de máquinas más antiguas.

Relacionados