Artur Mas: biografía de uno de los personajes del movimiento de independencia en Catalunya

Esquerra Republicana le dio la llave para gobernar en 2012, ya que Convergència i Unió no tenía mayoría absoluta, y una de las condiciones del pacto era realizar una consulta en la región para ver si la población estaba a favor o en contra de la independencia de Cataluña. La fecha marcada es 2014 y, si se cumple con la promesa, Artur Mas pasará a la historia.

Es el primero de cuatro hijos. Su familia se dedicaba a los sectores por los que ha destacado Cataluña desde la Revolución Industrial: el textil y la metalurgia. El presidente de la Generalitat nació en Barcelona en el año 56 y aunque en los años sesenta no tenían televisión en casa, hasta que la abuela compró una a color, Mas tuvo otros lujos que bien le valdrían en su futuro. Sabe idiomas porque ha pasado casi toda su etapa educativa en el Liceo Francés y en el Aula Escola Europea, que ofrece formación en varias lenguas. En la Universidad de Barcelona, estudió Ciencias Económicas y Empresariales, carrera que intentó compaginar con Derecho, aunque finalmente decidió dejar las leyes.

Cuando terminó los estudios en la universidad, trabajó para el departamento comercial exterior de un grupo de empresas industriales y, con su primer sueldo de 50.000 pesetas, compró un regalo a sus padres. Casi la mitad de su vida profesional, le ha llevado por diferentes puestos en el sector privado.

Sus primeros pasos en la política empezaron cuando entró en el departamento de Comercio, Consumo y Turismo del gobierno catalán, en 1982 (en ese año también se casó). Lo que iba a ser un trabajo con un contrato por cinco meses, con colaboraciones ocasionales (no tenía pensado pasar allí mucho más tiempo del que le ofrecieron), se convirtió en todo lo contrario. Entre sus funciones estaba la de atraer inversión del extranjero y promocionar Cataluña fuera de España.

Es, en esta etapa, cuando le empieza a picar el gusanillo de la política. Por eso, cinco años después, acepta la oferta de Josep Maria Cullell y entra en las listas de Convergència i Unió para el ayuntamiento de Barcelona. Llegó a concejal en dos ocasiones y trabajó para la administración local hasta que cambió el ayuntamiento por el Parlamento catalán en 1995.

Pasó, entre otros cargos, por la Consejería de Economía y Finanzas de la Generalitat y, en 2000, le nombraron portavoz del Gobierno. Asciende también en su partido político, pues Convergència Democràtica le hace Secretario General y, dos años más tarde, es el candidato a la Presidencia de Cataluña de la federación de su partido y Unió Democràtica.

En sus primeras elecciones (2003), quedó segundo en número de votos y acabó en la oposición. El Partido Socialista de Cataluña, con el apoyo de Esquerra Republicana y de Iniciativa (el Tripartito), alcanzó el gobierno con Pasqual Maragall como presidente. En 2006, consiguió tener más votos, aunque no suficientes y el tripartito siguió mandando con el socialista José Montilla a la cabeza. A la tercera fue la vencida y, en 2010, obtuvo la presidencia, eso sí, en la segunda vuelta de votaciones en el Parlamento y gracias a la abstención de los socialistas catalanes (CIU no había alcanzado la mayoría absoluta). En 2012, con peor resultado que en las anteriores elecciones, vuelve a investirse presidente con los escaños de Esquerra Republicana.

Veremos si sigue con su filosofía de intentar las cosas muchas veces para conseguir lo que quiere, como ocurrió con la presidencia, y puede añadir a sus conquistas la consulta sobre la independencia catalana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *