Depósitos bancarios: ¿Por qué está determinado el valor del Euribor?

El euríbor es el interés al que los bancos de la zona euro se prestan dinero entre sí. Un interés muy importante para muchos ciudadanos, ya que es el que se utiliza como referencia en la revisión de la mayoría de hipotecas a tipo variable contratadas en España, más del 80%. Pero no existe un único tipo de euríbor, dependiendo del plazo al que las entidades se presten el dinero, podemos encontrar hasta un total de 15 tipos de euríbor, que oscilan entre una semana y un año. Productos financieros como depósitos, cuentas de ahorro y préstamos dependen de la variación del euríbor, pero sin duda, el más conocido como hemos señalado, es el que se calcula a 12 meses y que repercute sobre la revisión anual de miles de hipotecas y depósitos.

Se trata de un índice de evolución diaria, que se mueve determinado por las circunstancias del mercado, es decir, de los bancos. Para calcularlo, se utilizan los intereses de las entidades más importantes de la zona euro, un panel en el que se encuentran aquellas con la mejor valoración crediticia. Su publicación se realiza todos los días laborables y para ello, a primera hora de la mañana, la agencia Reuters solicita a estos bancos que remitan sus tipos de interés actualizados. A continuación se elimina el 15% más alto y el 15% más bajo de los índices recolectados y luego se realiza la media del resto de valores. A las once, Reuters publica el euríbor. Pero la fórmula de calcular el valor de este índice es algo polémica, porque a diferencia de otros tipos de referencia, el valor del euríbor al estar fijado por el mercado, es decir, por los bancos, y no el Banco Central Europeo (BCE) genera mucha desconfianza.

Esto se traduce en que no existe ningún tipo de control sobre la fiabilidad de los datos facilitados por los bancos a la hora de calcular este valor. Y no hace falta explicar que a las entidades, lo que más les interesa es que el euríbor esté lo más alto posible. De ahí que cada vez sean mayores las evidencias sobre una posible manipulación de este índice, lo que significa que miles de personas podrían haber pagado más de lo que les correspondía por su hipoteca u otros préstamos. Por ello, la Comisión Europea pretende multiplicar los controles sobre las entidades bancarias que facilitan los datos y así garantizar que el cálculo del euríbor sea totalmente transparente y fiable.

En España, son cuatro los bancos que contribuyen al cálculo del euríbor: el BBVA, CaixaBank, Santander y la CECA, la Confederación Española de Cajas de Ahorro, que agrupa a las cajas de ahorro españolas, la mayoría en la actualidad, en manos de la banca privada.

A pocos días del cierre del mes, la media mensual del euríbor se sitúa en torno al 0,53%. Un nivel históricamente bajo si lo comparamos, por ejemplo, con el máximo histórico del 5,3% que alcanzó en 2008, a las puertas del inicio de la crisis económica y del principio del fin del “boom” inmobiliario.